👁Visitas: 4122040

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenski (C-i) con el jefe de la Policía Nacional de Ucrania, durante una visita a Jersón este 8 de junio. EFE/EPA/Mykola Tymchenko

Zelenski viaja a Jersón para coordinar las labores de rescate por el desastre de la presa

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, viajó hoy a la provincia de Jersón del sur de Ucrania para coordinar junto a las autoridades de la zona las operaciones de emergencia ante la catástrofe provocada por la destrucción de la presa de Kajovka, que Kiev atribuye al ejército ruso.

“En Jersón he visitado los puntos de paso por los que la gente está siendo evacuada de las zonas inundadas”, escribió Zelenski en su cuenta de Telegram, donde también publicó un vídeo de su reunión con las autoridades locales.

“Nuestra tarea es salvar vidas y ayudar al mayor número de gente posible. He dado las gracias a los equipos de rescate y a los voluntarios. Gracias a todos los que participan en estas tareas”, agregó el jefe del Estado ucraniano.

En ese mismo canal, Zelenski ha publicado otro vídeo, en el que se le ve escuchando a los responsables del dispositivo de salvamento en una de las localidades de Jersón anegadas por el agua desbordada de la presa.

“Es importante calcular el daño y destinar fondos para compensar a los vecinos afectados por el desastre”, ha declarado Zelenski y ha pedido que se ayude a los negocios afectados por la inundación a trasladarse a otros puntos de la región.

El presidente ucraniano también ha visitado una institución médica en la que se alojan personas afectadas por las inundaciones.

Zelenski les prometió ayuda y la reconstrucción de todo lo destruido por la catástrofe.

Abandonados a su suerte

Horas antes, el mandatario ucraniano había denunciado en su habitual alocución nocturna a la nación, que Rusia continúa bombardeando la parte de la provincia de Jersón bajo control del Gobierno de Kiev, en medio de las labores de rescate por la rotura de la presa.

Además, según Zelenski, que volvió a calificar de “acto terrorista” ruso la destrucción de la Central Hidroeléctrica, las autoridades impuestas por Rusia en la región han abandonado a la gente a su suerte “sin agua” y “en los tejados de las localidades inundadas”.

“Necesitamos organizaciones internacionales, como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), para unirse de inmediato a la operación de rescate y ayudar a las personas en la parte ocupada de la región de Jersón”, recalcó.

Por su parte el embajador ruso en La Haya, Alexander Shulgin, ha acusado hoy , durante un discurso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que fue Ucrania quien voló la presa de Nueva Kajovka con “ataques de artillería”, y tildó de “neonazi” al Gobierno del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski.

Primeras víctimas mortales

La Administración Militar ucraniana de la localidad de Oleshky, situada en la parte de Jersón ocupada por fuerzas rusas, anunció hoy la muerte de un número de vecinos aún sin determinar, a consecuencia de las inundaciones.

El alcalde ucraniano del municipio -que trabaja desde territorio controlado por Kiev- ha informado de la muerte de al menos tres personas, aunque el balance podría crecer a medida que baje el nivel del agua.

Por su parte, la jefa de la Administración Militar de la localidad, Tetiana Hasanenko, ha hablado de varias víctimas mortales que no pueden ser enterradas al haberse inundando el cementerio.

Desde el lado ruso, el alcalde de la ciudad de Nueva Kajovka, si ha cifrado en cinco el número fallecidos hasta el momento tras la rotura de la presa.

“Hoy se informó que de siete personas que se dedicaban a pastorear cinco se ahogaron. Ahora estamos evacuando a los dos supervivientes”, dijo el regidor en una televisión local.

Además, la ministra de Trabajo y Política Social de los territorios controlados por Rusia en Jersón, señaló en la televisión pública que al menos 41 personas fueron hospitalizados con hipotermia o algún tipo de enfermedad.

También explicó que en lo que va de emergencia, en los territorios bajo control ruso en Jersón, es decir la orilla izquierda del río Dniéper, se han evacuado a 4.500 ciudadanos.

Según los servicios de emergencia rusos, el agua que salió sin control de la presa destruida inundó ya a más de 14.000 casas en 15 localidades.

Tomado de EFE

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *