👁Visitas: 4108583

64d12c7f0cbe5

Roberto Fulcar vuelve a la carga a la política y alega no guardar rencores

El exministro de Educación Roberto Fulcar reapareció  en la vida pública este lunes e informó que tras largos meses ausente debido a su crítica condición de salud, se reintegrará a la vida profesional, social y política, asumiendo las responsabilidades que le corresponden.

Fulcar, en conferencia de prensa donde relató paso a paso su delicada condición, reiterando los motivos de su ausencia del país por unos cuatro meses,  afirmó que ahora que se reintegrará pausadamente a la política, tiene cientos de amigos y compañeros con aspiraciones políticas que lo necesitan.

“Que yo me divierto en las actividades políticas y sociales, lo saben todos mis compañeros, pero ahí hay cientos de amigos míos, de compañeros y hermanos que me necesitan”, dijo el funcionario al hacer referencia a que se comprometió a compensar el tiempo que perdido junto a su familia.

Aunque no quiso abordar cuáles serán las funciones políticas que asumirá, y no contestó abiertamente si sería nuevamente el jefe de campaña en caso de una reelección del presidente Luis Abinader, indicó que más adelante realizará diferentes encuentros con la prensa para dejar saber sus intenciones.

“No quisiera vincular esto a hablar del tema político ni el tema social, pero sí les prometí que oportunamente vamos a tener otros encuentros para tratar todos los temas que sean de interés de la opinión pública, sin censura y sin opacidad, con toda transparencia. Incluyendo el tema político, incluyendo el tema social e incluyendo educación”, añadió el ministro sin cartera.

De acuerdo con lo expresado por Fulcar, el estrés desatado durante su cargo como ministro de Educación fue una de las agravantes de la gastritis crónica que complicó otros aspectos de su salud y lo llevó a buscar una opinión fuera del país.

También realizó fuertes señalamientos que indican que presiones y mal intenciones de terceros perjudicaron de forma negativa su situación física y emocional, pero que los ha perdonado.

“Tuve que ver con todo lo que pasó, con todo lo que me hicieron, que no quiero recrear, es insufrible, señores, es demasiado grande, demasiado fuerte, una pedrada duele menos que una mentira, una patada o un puntapié duele menos que una falsedad, todo eso junto y teniendo que atender al trabajo y atender también a defenderte de un descuido la comida. Y con todo eso nunca salí de día del Ministerio de Educación”, apuntó.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *