👁Visitas: 4120722

27082020-dialogo-libre-4921632-4eece8bd-focus-min0.23-0.52-896-504

Ministro de Energía culpa a las Ede del mal funcionamiento energético del país

El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, reconoció ante medios de prensa nacionales que la solución definitiva al “descalabro” de las redes de distribución, que ha desatado la caída del sistema eléctrico, lleva años. Pero aseveró que ya se están haciendo ajustes para invertir dichas áreas afectadas.

Explicó que el gobierno se encuentra en un proceso de transferencia económica a las Empresas Distribuidoras de Electricidad (Edes) para que adecúen las redes de distribución y evitar que se sigan produciendo apagones en la nación.

Aun cuando no se trata de un tema propio del ministerio, Almonte reiteró que en el sector no hay problemas de generación, precisando que se han producido caídas del sistema por sobredemanda, lo que, además de producir apagones, genera pérdidas que afectan las finanzas del Estado.

En tal sentido, constató que es un tema propio de las distribuidoras en el que deben identificar las mayores vulnerabilidades para focalizar las inversiones. No obstante, sostuvo que es una serie de trabajos y procesos que toman su tiempo.

Específicamente afirmó que se están haciendo inversiones en redes de baja tensión, que son las que trasladan la energía hasta los hogares y empresas: transformadores, subestaciones, medidores y otros equipos técnicos.

“El problema es que la crecida súbita de la demanda por el calor, con récord histórico este año, ha hecho que las redes y los transformadores existentes estén sobrecargados, sobre todo en temporada de verano. Tenemos una demanda que sobrepasa las capacidades de diseño de muchos de los sistemas y de las redes por lo que se producen las averías”, expuso.

Inversión extranjera debería mejorar la situación

El funcionario consideró igualmente que con la inversión extranjera directa el gobierno podría mejorar su desempeño. En ese orden, aclaró que se trata de canalizar recursos para invertir en el sector con especial atención en la energía renovable.

Proyectó que el sector podría liderar el cierre de este 2023 por canalizar los mayores flujos de inversión directa, para alcanzar 1,000 millones de dólares y resaltó que se están haciendo inversiones en plantas térmicas, para mantener la sostenibilidad del servicio en vista de que las renovables son fuentes de generación que dependen del clima.

Almonte reconoció que el proceso burocrático para las compras estatales es lento, lo que ha retrasado la intención de mejorar las redes de tensión baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *