👁Visitas: 4132593

descarga

Médicos en Gaza intentan salvar a sobrevivientes de hospital mientras crece la ira en Oriente Medio

Médicos en Ciudad de Gaza que trabajan cada vez con menos suministros practicaban cirugías en los pisos de un hospital, a menudo sin anestesia, en un intento desesperado de salvar a los heridos graves de una enorme explosión que mató a cientos de palestinos cobijados en otro hospital cercano, mientras continuaban el bombardeo israelí y el asedio al territorio.

El grupo armado Hamas atribuyó la explosión a un ataque aéreo israelí, mientras que el ejército israelí culpó a un cohete malogrado de otros milicianos palestinos. Al menos 500 personas murieron, según el Ministerio de Salud gestionado por Hamas.

La indignación por la masacre en el hospital se extendía por Oriente Medio mientras el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aterrizaba en Israel con la esperanza de evitar que se expanda la guerra, iniciada cuando milicianos de Hamas atacaron ciudades y pueblos del sur de Israel el 7 de octubre.

En cuestión de horas tras la explosión, cientos de manifestantes arrojaban piedras contra las fuerzas de seguridad palestinas en la ocupada Cisjordania y a la policía antimotines en la vecina Jordania, en una muestra de furia contra sus líderes por no detener la matanza.

El presidente de Egipto, Abdul Fatá El Sisi, el rey Abdalá II de Jordania y el presidente palestino, Mahmud Abás, amigos de Estados Unidos y que normalmente aprovechan la oportunidad de reunirse con presidentes estadounidenses, cancelaron una cumbre prevista para el miércoles con Joe Biden, que ahora visitará sólo Israel.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dedicó buena parte de la semana a reunirse con líderes árabes para tratar de contener las tensiones, pero esos esfuerzos se veían en duda tras la explosión en el hospital. El asunto delicado del sufrimiento palestino acumulado durante décadas, que había quedado sobre la mesa en los acuerdos de normalización mediados por Washington entre Israel y varios estados árabes, volvía a latir y amenazaba con más inestabilidad.

Tomado de AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *