👁Visitas: 4108378

Screenshot_20230627_171315

Funcionario de Edenorte Ervin Vargas revela mafia organizada encabezada por su director de comunicaciones Erison Morel

Ervin Vargas en diálogo este martes con Carlos San Juan confesó que en su paso por EDENORTE detectó anomalías dentro de la empresa. Recordó que ya esto había pasado con anterioridad y que fue denunciado en una carta pero que no pasó nada pues no se suspendió a nadie, y que así ocurrió otras tantas veces.

La deuda de Edenorte mensual oscila entre los 100 millones de pesos, explicó el funcionario quien se refirió al informe de la contraloría en el que apunta que se detectaron miles de millones de pesos en anomalías y al parecer nadie sabía nada.

«El jefe cuando su séquito ha hecho diabluras, lo ha premiado, lo esconde para enfriarla y después le entrega una botella. Una administración tan grande como Edenorte que los valores negativos sean los que primen, no puede ser a la que yo pertenezca», alegó.

Ervin Vargas caracterizó a Erison Morel como un amigo venenoso.

«Yo recuerdo que cuando me desvincularon y quise ver a Andrés Cueto para pedir explicaciones, le dije a Erison, después no me llamen. Cómo es posible que a un amigo lo sacaron de Relaciones Públicas según supe, y ahora está la esposa de Erison en ese puesto cuando Morel es el Director Comercial, lo que significa que una aprueba y la otra firma. Eso es ilegal y corrupto.

«Yo veo que en este tiempo ellos no están viendo lo que les está pasando a los antiguos administradores, parecen que están ciegos. Cada día Edenorte se pone mucho más oscuro, aunque den luz. Esos robos que yo denuncié, más los costos de operación, más la mala administración que tiene que ver con estos costos, más tener una serie entre directores y gerentes que no tienen ninguna profesionalidad están haciendo mella en la empresa», destacó Vargas.

De acuerdo con el funcionario, Edenorte está perdiendo más de 100 millones de pesos mensuales por la mala administración, la súper corrupción y la baja calidad profesional porque han ido sacando gente de valía para meter otras sin ningún tipo de formación.

«Hay una cultura, el que defiende lo bien hecho, el que no coge cuartos, no cabe, por eso me desvincularon, no fue por lo que yo dije», aseguró Ervin.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *