👁Visitas: 4108419

fotonoticia_20231012022459_640

Estados Unidos sopesa la respuesta al ataque que causó la muerte a tres de sus soldados en Medio Oriente

A medida que Estados Unidos reflexiona sobre su respuesta a un ataque con drones que mató a tres tropas estadounidenses y dejó al menos 34 heridos, se mueve sobre una línea riesgosa, donde cualquier paso en falso podría enredar a Washington y sus aliados más profundamente en una guerra con Irán y sus representantes.

Biden ha prometido represalias tras el ataque del domingo que fue reivindicado por la Resistencia Islámica en Irak, un grupo paraguas para milicias vinculadas a Irán, incluyendo a Kataib Hezbollah y Harakat Hezbollah al-Nujaba. Hablando a CNBC el lunes por la mañana, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, John Kirby, dijo que Estados Unidos reaccionaría “en el tiempo y de la manera que elijamos.”

“No queremos una guerra más amplia con Irán,” dijo. “No queremos una guerra más amplia en la región, pero tenemos que hacer lo que tengamos que hacer.” Estados Unidos no ha confirmado que la Resistencia Islámica llevó a cabo el ataque, y Kirby dijo el lunes que Washington todavía está revisando la inteligencia. Sin embargo, el ataque “claramente… tiene todas las características” de un grupo o grupos apoyados por Kataib Hezbollah, dijo.

Washington ha luchado por contener el derrame a medida que el enorme costo de las operaciones militares de Israel en Gaza – con más de 26,000 personas muertas, según el Ministerio de Salud de Gaza – ha repercutido a través de Medio Oriente. Pero a pesar de esos esfuerzos, el conflicto ha estallado en múltiples frentes.

Las muertes de estadounidenses el domingo en Jordania fueron las primeras en más de 170 ataques a bases militares de EEUU en la región, principalmente en Siria e Irak, desde el ataque de Hamas el 7 de octubre, según el Instituto para el Estudio de la Guerra.

Estados Unidos ha llevado a cabo docenas de ataques en represalia, incluyendo uno en Bagdad que mató a un comandante senior de Nujaba. Washington también ha intervenido para bombardear a Houthis vinculados a Irán en Yemen en respuesta a su bloqueo de rutas de envío internacionales en lo que dicen es una represalia contra Israel.

Ahora, con sangre americana derramada, se espera que el mensaje de disuasión sea más robusto, aumentando el peligro de una mayor escalada.

Poniendo de relieve la complejidad del conflicto multifrontal, más ataques transfronterizos fueron reportados en la región el lunes por la mañana: milicias iraquíes afirmaron haber dirigido ataques contra Israel, mientras que Irán y Siria acusaron a Israel de golpear en Damasco.

 

La muerte de los soldados estadounidenses añade “una mayor ansiedad de que una guerra regional está realmente aquí,” dijo Sanam Vakil, directora del programa de Medio Oriente y Norte de África en el think tank Chatham House de Londres. Las posibilidades de contención dependen enteramente de “quién, qué, cuándo y cómo responda la administración Biden,” dijo, añadiendo que ella esperaba que siguieran “golpes quirúrgicos” de EEUU contra activos vinculados a Irán fuera de Irán.

Irán, por su parte, trató de distanciarse del ataque a las tropas estadounidenses.

Tomado de Infobae

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *