👁Visitas: 4111411

936ae100-24c0-11ee-941e-23d1e9ab75fa.jpg

Donanemab, el nuevo medicamento que supone un “punto de inflexión” en el tratamiento del alzhéimer, según un estudio internacional

El medicamento donanemab supondrá un “punto de inflexión” en la lucha contra el alzhéimer por la manera en la que ralentiza el deterioro cognitivo de algunos pacientes, según un nuevo estudio.

El medicamento de anticuerpos ayuda en las primeras etapas de la enfermedad al eliminar una proteína que se acumula en el cerebro de las personas con este tipo de demencia.

Aunque no es una cura, los expertos señalan que los resultados de la investigación marcan el inicio de una nueva era en la que se puede tratar el alzhéimer.

En los ensayos clínicos, el donanemab parece haber disminuido el avance de la enfermedad un tercio, lo que permite a las personas retener más de sus vidas y tareas cotidianas, como preparar comida o disfrutar de un pasatiempo.

Mike Colley, de 80 años, es uno de la docena de pacientes británicos que han participado en la investigación global que se acaba de publicar en la revista médica JAMA.

Colley recibe una dosis del medicamento cada mes en una clínica de Londres y dice que es “una de las personas más afortunadas que puedas conocer”.

El tratamiento de anticuerpos ayuda en la etapa temprana de la enfermedad.

Solo funciona en el tratamiento del alzhéimer y no de otro tipo de demencias como la vascular.

Esto es así porque el medicamento está diseñado específicamente para eliminar una proteína que se acumula en el cerebro de los pacientes con esta enfermedad.
Beneficios y riesgos

Mike y su familia se dieron cuenta que tenía dificultades para memorizar cosas y tomar decisiones poco antes de que participara en el estudio.

“Verlo teniendo problemas con el procesamiento de información y la solución de problemas era muy difícil. Pero creo que su deterioro se está estabilizando”, dijo su hijo Mark.

Hablando de manera exclusiva con la BBC, Mike dijo: “Siento más confianza cada día que pasa”.

El donanemab, producido por el laboratorio Eli Lilly, funciona de la misma manera que el lecanemab que desarrollaron los laboratorios Eisai y Biogen, y que apareció en la prensa en todo el mundo cuando se demostró que ralentizaba la enfermedad.

Pero a pesar de tener un potencial inmenso, estos medicamentos no están exentos de riesgos y no son una cura.

Uno de los posibles efectos secundarios que se vieron en las pruebas de donanemab fue la inflamación del cerebro, afectando casi a un tercio de los participantes en el estudio. En la mayoría de los casos, la inflamación se resolvió sin causar síntomas.

Pero al menos dos voluntarios fallecieron de una peligrosa inflamación cerebral.

Otro medicamento de anticuerpos contra el alzhéimer conocido como aducanumab, fue rechazado recientemente por los reguladores europeos por razones de seguridad y la falta de evidencia de que fuera lo suficientemente efectivo.
¿Qué es la demencia y qué se puede hacer al respecto?

En las pruebas del donanemab, los investigadores examinaron a 1.736 pacientes de entre 60 y 85 años y con alzhéimer en etapa temprana.

La mitad de ellos recibió una dosis mensual del tratamiento y la otra mitad recibió un placebo, durante 18 meses.

Los resultados muestran que:

  • El medicamento parece tener beneficios, al menos para algunos pacientes
  • Aquellos que tenían una enfermedad más temprana y menos proteína amiloide en el cerebro obtuvieron un mayor beneficio, en cuanto a la eliminación observada en los escáneres cerebrales
  • Aquellos que recibieron el medicamento lograron mantener más de su vida cotidiana, pudiendo hacer cosas como contestar el teléfono o dedicarse a pasatiempos
  • El avance de la enfermedad, a juzgar por lo que las personas aún podían hacer en el día a día, se redujo en un 20-30 % en general, y en un 30-40% en un grupo de pacientes que los investigadores pensaron que era más probable que respondieran al tratamiento
  • Hubo efectos secundarios significativos y los pacientes tendrán que ser conscientes de los riesgos del tratamiento
  • La mitad de los pacientes con donanemab pudieron suspender el tratamiento después de un año porque habían eliminado suficientes depósitos cerebrales

La proteína amiloide es solo una parte del complejo cuadro que presenta la enfermedad de alzhéimer, y no está claro si el tratamiento seguirá siendo efectivo durante un período más largo, advierten los expertos.

Los efectos del fármaco pueden ser modestos, pero los resultados proporcionan una confirmación adicional de que eliminar la proteína amiloide del cerebro puede cambiar el curso del alzhéimer y ayudar a las personas afectadas por esta enfermedad devastadora si reciben tratamiento en el momento adecuado, dicen los expertos.

El profesor Giles Hardingham, del Instituto de Investigación de la Demencia de Reino Unido, dijo: “Es fantástico ver estos resultados publicados en su totalidad. Hemos esperado mucho tiempo para los tratamientos del alzhéimer, por lo que es realmente alentador ver un progreso tangible que sigue avanzando en este campo”.

La doctora Susan Kohlhaas, de la organización Alzheimer’s Research UK, dijo: “El anuncio de hoy marca otro hito. Gracias a décadas de investigación, la perspectiva de la demencia y su impacto en las personas y la sociedad finalmente está cambiando, y estamos entrando en una nueva era en la que el alzhéimer podría volverse tratable”.

El lecanemab cuesta alrededor de US$27.500 en EE.UU., donde tiene licencia.

No está claro cuánto puede costar el donanemab y cuánto tiempo podría llevar obtener la aprobación en otros países, pero los expertos en alzhéimer dijeron que tener dos medicamentos disponibles ayudaría a que haya competencia en los precios.

Tomado de BBC

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *