👁Visitas: 4111905

240116133815-01-food-relief-123123

Cientos de miles de personas pasan hambre en Gaza mientras la hambruna llega a “velocidad increíble”, advierte el jefe de ayuda de la ONU

La guerra de Israel en Gaza causó la hambruna a “una velocidad increíble”, dijo este lunes a CNN el jefe de ayuda de emergencia de las Naciones Unidas , mientras advertía que cientos de miles de palestinos están muriendo de hambre en el enclave asediado.

La “gran mayoría” de los 400.000 habitantes de Gaza que las agencias de la ONU consideran tienen riesgo de sufrir esta hambruna en realidad “ya están pasando la hambruna, no solo están en riesgo”, dijo Martin Griffiths, subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios y Coordinador de Ayuda de Emergencia, a Christiane Amanpour, de CNN.

“Ha sido un aspecto extraordinario y totalmente desagradable de la guerra de Gaza”, dijo. “Ha llevado la hambruna a una velocidad increíble al frente de las líneas”.

La ayuda fue llegando lentamente a Gaza desde dos cruces fronterizos en el sur, pero las agencias advirtieron que es una fracción de lo que se necesita.

La semana pasada, la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios dijo que Israel había negado la entrada de suministros críticos al norte de Gaza. Pero Israel acusó a la agencia de la ONU para los refugiados palestinos de no hacer lo suficiente y de “estancar” el progreso.

Griffiths le dijo a CNN este lunes que trabajar para brindar ayuda humanitaria a 300.000 habitantes de Gaza que permanecen en el norte de Gaza sigue siendo un desafío.

“No es una cuestión de la cantidad de camiones que pueden entrar”, dijo después de enumerar una serie de controles de carreteras que detienen la ayuda, incluida una “distensión de rutas de acceso” poco confiable y que los civiles tienen que trasladarse “de un lugar de inseguridad a otro lugar de inseguridad.”

“Si no se puede confiar en que las rutas de acceso de las personas necesitadas no estén en conflicto, si no se puede confiar en que los hospitales no sean atacados… si no se puede confiar en que las personas tengan que trasladarse de un lugar de inseguridad a otro lugar de inseguridad, esas son las cuestiones que hacer entregas de ayuda humanitaria”, afirmó. “No se trata de la cantidad de camiones que puedan entrar”.

Más de 24.000 personas murieron en Gaza y más de 60.000 resultaron heridas desde el 7 de octubre, dijo este lunes el Ministerio de Salud dirigido por Hamas. Mientras tanto, casi el 90 % de la población de Gaza antes de la guerra ha sido desplazada, según la ONU.

Esa campaña comenzó después de la masacre y el secuestro, el 7 de octubre, por parte de hombres armados de Hamas, en el que murieron unas 1.200 personas en Israel y más de 240 fueron tomadas como rehenes, más de 130 de los cuales todavía están en cautiverio, vivos o muertos.

Los incesantes bombardeos de Israel causaron una devastación generalizada, mientras los civiles viven con la amenaza de una muerte inminente, ya sea por un ataque aéreo, por hambre o por enfermedad.

Griffiths advirtió el lunes que la terrible situación humanitaria en el enclave podría crear “odio generacional”.

“Nos preocupamos tanto por la seguridad de Israel como por la seguridad de Gaza”, dijo.

“Gritando de hambre”

Este lunes, las agencias de la ONU hicieron un llamado conjunto para un mayor acceso de la ayuda a Gaza, diciendo que “se necesita urgentemente un cambio fundamental en el flujo de ayuda humanitaria hacia Gaza”.

Los jefes del Programa Mundial de Alimentos (PMA), del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y de la Organización Mundial de la Salud dijeron que llevar suficientes suministros hacia y a través de Gaza depende de la apertura de nuevas rutas de entrada; cada día se permite el paso de más camiones por los controles fronterizos; menos restricciones al movimiento de trabajadores humanitarios; y garantías de seguridad para las personas que acceden y distribuyen la ayuda.

“La gente en Gaza corre el riesgo de morir de hambre a pocos kilómetros de camiones llenos de alimentos”, dijo la directora del PMA, Cindy McCain. “Cada hora perdida pone en riesgo innumerables vidas. Podemos mantener a raya la hambruna, pero solo si podemos entregar suficientes suministros y tener acceso seguro a todos los necesitados, dondequiera que estén”.

El PMA advirtió a principios de diciembre que la “crisis de hambre catastrófica” en Gaza que “ya amenaza con abrumar a la población civil” no hará más que intensificarse.

La gente espera ayuda alimentaria en la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 31 de diciembre de 2023.

Tomado de CNN

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *