👁Visitas: 4128934

14da27d0-6d1b-11ee-868f-85e66399f695

Biden en Israel: Por qué el apoyo de Estados Unidos a ese país es “incondicional e inquebrantable”

“Estados Unidos está junto al pueblo de Israel, nunca dejaremos de respaldarlos… y el apoyo de mi administración a la seguridad de Israel es sólido como una roca e inquebrantable”.

Con esas palabras el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dejó en claro el respaldo de su país a Israel tras el ataque sin precedentes del grupo palestino Hamás del 7 de octubre.

Para reafirmar este apoyo, Biden visita a su aliado más cercano en Medio Oriente este miércoles tras una semana de intensa diplomacia de Washington para tratar de evitar que la guerra de Israel contra Hamás se extienda en la región.

Un portavoz del presidente estadounidense confirmó el viaje, después de que un ataque contra un hospital de Gaza, del que se culpan mútuamente Israel y los palestinos, dejara cientos de muertos.

Tras el ataque, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo que no se reunirá como tenía previsto con Biden, al tiempo que Jordania anunció la cancelación de la reunión en iba a tener lugar ese encuentro y en la que iba a participar también el presidente egipcio.

Una corresponsal de la BBC en Washington señaló que el ataque al hospital complica la visita del mandatario estadounidense a Israel, dado el apoyo incondicional de la Casa Blanca al gobierno israelí.

Ese “apoyo inquebrantable” de Biden se ha visto en los últimos días en el envío de dos de los portaviones más avanzados de Estados Unidos, el USS Gerald R Ford y el USS Eisenhower, al Mediterráneo, el despliegue de escuadrones de aviones cazas F-15 u F-16 y aviones de ataque A-10 en la región, y el envío de equipo adicional y municiones.

“El mundo acaba de ser testigo de un gran mal: el ataque más mortífero contra civiles en la historia del Estado de Israel y el día más sangriento en la historia judía desde el fin del Holocausto”, declaró el secretario de Defensa Lloyd Austin durante una visita a Israel tras el ataque de Hamás.

“Así que no se equivoquen: Estados Unidos se asegurará de que Israel tenga lo que necesita para defenderse”, dijo y reiteró que el apoyo de su país a Israel sigue siendo “innegociable”.

Este “apoyo no negociable” para Israel y sus poderosas fuerzas armadas no es nuevo. Estados Unidos envía cada año miles de millones de dólares en ayuda militar a Israel.

Desde la Segunda Guerra Mundial, Israel ha sido el mayor receptor general de ayuda exterior estadounidense.

Según datos de los departamentos de Defensa y Estado, desde 1951 hasta 2022 (el año más reciente del que existen datos) la ayuda militar estadounidense a Israel, ajustada a la inflación, ha sido de US$225.200 millones.

Pero, ¿de dónde surgió esta relación de “apoyo inquebrantable” entre Israel y Estados Unidos?

Los lazos históricos

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos apoyó la creación de un Estado judío. Con la mayor población judía del mundo en ese momento, el país norteamericano se apresuró a posicionarse a favor de la nueva nación y reconocerla.

Pero en las primeras décadas de existencia de Israel, el vínculo no fue particularmente notable.

Fue el presidente John F. Kennedy quien en 1962 hizo énfasis en la que llamó una “relación especial”, basada en lo que dijo era un compromiso compartido con el derecho de Israel a existir en paz.

Pero no fue hasta 1967, durante la Guerra de los Seis Días, que esta relación empezó a florecer.

En esa guerra, Israel derrotó a una coalición de estados árabes, y en el proceso sufrió comparativamente pocas bajas con poca ayuda de fuerzas externas.

Además, ocupó franjas de nuevos territorios, incluidos Gaza y Cisjordania.

En plena Guerra Fría, y compitiendo con la Unión Soviética por la hegemonía global en la posguerra, quedó claro para Estados Unidos que Israel podría ser decisivo para imponer derrotas a los intereses soviéticos en la región.

“Lo clave de la guerra del 67 fue que Israel derrotó a los árabes sin lugar a dudas en seis días sin absolutamente ninguna ayuda militar estadounidense”, le dijo a Vox.com Joel Beinin, profesor de historia de Medio Oriente de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos.

“Lo que eso demostró a Estados Unidos fue: ‘Estos tipos son buenos’. Estamos en un lío en Vietnam. Vamos a conectarnos con ellos’. Y las cosas fueron desarrollándose gradualmente con el tiempo”.

Y fue entonces cuando Estados Unidos, durante la presidencia de Lyndon Johnson, acordó por primera vez entregar equipo militar a los israelíes.

A partir de entonces, el apoyo diplomático, financiero y militar de Estados Unidos a Israel aumentó exponencialmente.

Tomado de BBC 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *