👁Visitas: 4110896

El nuevo presidente de Guatemala, Bernardo Arévalo de León habla durante su ceremonia de investidura en el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, en Ciudad de Guatemala (Guatemala). EFE/ David Toro

Bernardo Arévalo asume la Presidencia de Guatemala con 10 horas de retraso por intentos de boicot en el Congreso

Bernardo Arévalo de León fue investido esta madrugada presidente de Guatemala con diez horas de retraso y después de que parlamentarios de la oposición en el Congreso intentaran evitar que se llevara a cabo el traspaso de mando.

La toma de posesión como presidente de Guatemala del líder del progresista Movimiento Semilla, estaba programada para la tarde del domingo pero el retraso provocó que varios jefes de Estado invitados, entre ellos el rey de España, Felipe VI, dejaran el país sin poder asistir a la ceremonia.

Felipe VI partió de Guatemala en la noche del domingo, tal y como lo tenía programado originalmente, al igual que el ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, quien había llegado unas horas antes para acompañar a la comitiva española.

Fue el mismo caso también para el presidente de Chile, Gabriel Boric, quien abandonó el país por la tarde ya que tenía “compromisos” en su país en la mañana del lunes.

Ausencia del presidente saliente

Arévalo, un académico de 65 años que simboliza la lucha contra la corrupción en su país, pudo celebrar su investidura como jefe del Estado para el periodo 2024 a 2028, al término de una jornada en la que estuvo en riesgo la cesión de poder del mandatario saliente, Alejandro Giammatei, al presidente electo.

De hecho, el propio Giammattei no se presentó personalmente en el Teatro Nacional para la ceremonia de traspaso y lo hizo mediante su secretaria, argumentando que debía entregar su cargo antes de las 00.00 horas del lunes 15 de enero (06.00 GMT).

La sesión de investidura comenzó al filo de la medianoche, debido a los obstáculos que los parlamentarios de la Legislatura saliente plantearon para que se llevara a cabo, aunque finalmente el nuevo Congreso quedó constituido, desbloqueando así la toma de posesión.

Sin embargo, el aplazamiento del acto provocó que varios invitados especiales que habían acudido a la capital de Guatemala para asistir a la ceremonia se vieran obligados a irse antes de que diera comienzo, entre ellos los presidentes de Chile, Gabriel Boric; Paraguay, Santiago Peña, y Costa Rica, Rodrigo Chaves, y el rey de España, Felipe VI.

Tomado de EFE 

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *