👁Visitas: 4132503

F_dSZDXWcAAxFdP

Arranca la transición de gobierno en Argentina con un frío encuentro de Fernández y Milei

“La votación presidencial definitiva”, así definía la periodista argentina Leila Guerriero la cita electoral del domingo pasado. Y así fue. Este martes 21 de noviembre –tras el festivo de ayer por el Día de la Soberanía Nacional— ya se han empezado a ver las primeras señales del resultado de la votación: el presidente saliente, Alberto Fernández, se reunió por primera vez con el mandatario entrante de extrema derecha, Javier Milei, en la residencia presidencial Quinta de Olivos.

Es el primer paso de la transición de gobierno de cara al 10 de diciembre, cuando Milei juramentará como presidente de Argentina.

“El encuentro se llevó adelante en la residencia presidencial de Olivos con el objeto de dar inicio al proceso de transición institucional entre los equipos designados por ambos en las distintas áreas de gobierno”, informó la Presidencia de Argentina en un escueto comunicado que deja patentes las diferencias entre el gobierno saliente —peronista— y el entrante.

Y así lo muestra también la foto que acompaña el comunicado: Fernández y Milei, serios, sentados frente a una mesa con copas de agua y de fondo el jardín de la residencia presidencial. “Institucional” y “respetuoso” fueron algunos de los adjetivos utilizados para describir el encuentro, que duró más de dos horas.

“Nos comprometimos a dar inicio a los equipos de transición con enlaces en todas las áreas”, dijeron fuentes oficiales al diario argentino ‘Clarín’.

Uno de los que contribuirá en este traspaso de poder es el actual ministro de Economía y excandidato presidencial Sergio Massa que, a pesar de anunciar su retiro de la política tras su derrota el domingo, acompañará al gobierno hasta el final del mandato.

Además, surgió una discusión posterior que tiene que ver con la pretensión del líder libertario de que el oficialismo aporte votos para la aprobación del Presupuesto 2024, algo que asoma complejo si es que el proyecto que proponga tratar en el Congreso incluye un ajuste del gasto público del 15% como pretenden desde LLA.

Apertura en verde de la economía argentina

Este martes, había muchos ojos puestos en el mercado argentino. Y no es para menos, ya que este ha sido uno de los temas principales —quizás el más importante— de la campaña nacional, en un país que enfrenta una inflación interanual del 142,7 %, un 40,1 % de pobreza y una brecha cambiaria del 200 %.

Y, en un inicio, el comportamiento de los mercados bursátil y de divisas han reaccionado favorablemente a la elección de Milei: ha abierto en verde, con subidas superiores al 20 % en las acciones argentinas.

Una reacción que ya se esperaba desde el lunes. Ya que durante la jornada de ayer se registraron fuertes subidas de las acciones argentinas en Wall Street, con un ascenso del 39,9 % en las de la petrolera YPF, ahora controlada por el Estado argentino, pero que el presidente electo ha prometido privatizar. También con las subidas de hasta 7,6 % en los bonos soberanos bajo ley extranjera.

También el mercado informal de divisas muestra las expectativas de devaluación con un aumento de 100 pesos a 1.050 pesos por unidad de dólar estadounidense. El índice de riesgo país de Argentina también bajó este martes de 2.411 puntos básicos —que registraba el viernes pasado— a 2.198.

Los expertos señalan que las promesas económicas de “cambio” de Milei son uno de los principales factores que le han asegurado el puesto en la Casa Rosada. La crítica situación económica del país ha redoblado los pedidos de medidas urgentes para revertirla. Entre las promesas del mandatario entrante de extrema derecha figuran algunas, como la dolarización de la economía o el cierre del Banco Central de Argentina, que sedujeron a muchos votantes.

Privatizaciones y nombramientos de gabinete

El presidente electo Javier Milei viene de propuestas que, según el ganador de las elecciones argentinas, son “innovadoras” y contribuirán a sacar a la nación de la crisis económica. Una promesa que se verá cumplida o no con el paso del tiempo.

Por el momento, la privatización de empresas públicas es una promesa que el mandatario electo promete como inminente. Se trata de una propuesta que muchos expertos denominan como anarcocapitalismo, que apuesta por la desregulación de los mercados y que estos se rijan por la ley de la oferta y la demanda.

Milei ya ha anunciado que planea privatizar la petrolera estatal YPF, una empresa energética fundamental, con el control de la segunda mayor reserva de gas del mundo y la cuarta de petróleo. Una declaración de intenciones que ya había avanzado.

“Todo lo que pueda estar en manos del sector privado, va a estar en manos del sector privado”, dijo el presidente electo tras su victoria.

También planea hacerlo con medios públicos como Radio Nacional, TV Pública o Télam, entre otros, así como con otras decenas de empresas estatales.

Pero hacerlo no será tan fácil: el 51 % de participación pública de YPF está blindado en el Congreso argentino, y para tumbarla se necesitan dos terceras partes del apoyo de la Cámara de Diputados. En el caso de los medios públicos basta con una mayoría simple, que Milei tampoco tiene.

El libertario tendrá solo 38 de los 257 diputados en la Cámara de Diputados. Para tener más opciones de gobernabilidad necesitará el apoyo los 33 de Juntos por el Cambio –que tampoco está claro por una disputa interna entre respaldar o no a Milei–. Su némesis política, el kirchnerismo, cuenta con nada más y nada menos que 108 legisladores. Por lo que la negociación para aprobar cada ley con los que ha denominado como “zurdos de mierd*” va a ser necesaria.

Por otro lado, el ultraderechista ha avanzado algunos nombres de su futuro gabinete. Por el momento, Guillermo Ferraro estará al frente del Ministerio de Infraestructura, Mariano Cúneo de la cartera de Justicia y Guillermo Francos de la de Interior.

Sandra Pettovello sería la ministra de Capital Humano –que aunará empleo y la educación–, Diana Mondino será la nueva titular de Relaciones Exteriores. Nicolás Posse, hombre fuerte de su campaña, suena como posible jefe de Gabinete, un dato que aún no está confirmado.

El titular de La Libertad Avanza también confirmó que su gabinete estará formado por tan solo ocho Ministerios. Lo que supone un recorte de 12 carteras: Transporte, Obras Públicas, Salud, Desarrollo Social y Mujeres, Géneros y Diversidad, entre otros. Aún no está claro si estos pasarán a ser secretarías ni cómo será la gestión de estos asuntos que incumben al Estado argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *